• Por Roamand Zucré

Llegó la Navidad a Amantoli

¡Jojojojojó! Llegó la Navidad. Tras la celebración - el 12 de diciembre - del Día de la Guadalupana con misa y “Las mañanitas” en su honor, precedido este festejo de multitudinarias peregrinaciones venidas de diferentes puntos del país, las cuales desembocan en la Basílica, comienza lo que en el argot popular se conoce como el “puente” de Guadalupe-reyes, el más largo del año.

Época de festejos religiosos tradicionales, con sus posadas y la celebración del nacimiento de Jesús de Nazaret (Navidad), seguidas estas fiestas de la despedida del año con el obligado corte de caja: los balances y la renovación de las expectativas de mayores logos y mejor suerte en los 365 días por venir.

Es por ello que en estas fechas, parodiando al teórico de la comunicación social, Marshall McLuhan (“El medio es el mensaje”), en Amantoli decimos: “El detalle es el mensaje”.De ahí que nuestros expertos en diseño hayan lanzado al mercado para esta temporada decembrina su nueva línea de productos, pensando en el detalle perfecto: cajas personalizadas y separadores navideños, así como galletas artesanales para la ocasión.

Pero, vayamos a la historia. En Occidente empezó a conmemorarse la Navidad a mediados del siglo IV y en el año 379 tuvo lugar en Constantinopla la primera celebración. A México llegó la Navidad hace aproximadamente 496 años y cuenta el cronista Bernal Díaz del Castillo que Hernán Cortés, ya posesionado del palacio de Moctezuma tras hacer prisionero a éste, celebró con sus huestes las pascuas de Navidad.

Con los misioneros agustinos arribaron a la Nueva España, en 1534, las posadas y las piñatas, y fue precisamente el convento de Acolman, estado de México, en manos de esa orden religiosa, el pionero en la escenificación de los primeros novenarios que comprendían el paseo de los peregrinos y terminaban con la llegada de la Natividad.

La tradición cristiana echó raíces en México y más tarde apareció Santa Claus que, de acuerdo con un documentado artículo aparecido el 26 de diciembre de 2013 en La Jornada de Jalisco bajo la firma de Arturo Herrera, es una réplica de Papá Noel o San Nicolás de Bari o de Myra, como se le conoce en los países europeos de Occidente y Oriente, respectivamente, sólo que al estilo de la firma refresquera transnacional Coca-Cola.



Según el mencionado texto, el bonachón Santa Claus con barba y bigote encanecidos, ataviado con un traje y gorro color rojo y botas de charol fue diseñado por el artista estadounidense Habdon Sundblom para la campaña publicitaria de esa empresa en la Navidad de 1930.

Una de las muchas leyendas que existen sobre la fama de bonachón y generoso que se le atribuye al mítico personaje hace referencia a la historia de un pobre campesino, padre de tres hijas casaderas condenadas a la soltería por no contar su progenitor con recursos suficientes para las dotes.

Al enterarse Papá Noel o San Nicolás de la triste situación de las doncellas entregó a cada cual una bolsa llena de monedas de oro. Cuenta la leyenda que por las noches Santa Claus se introducía por la ventana de la humilde vivienda y colocaba las bolsas con el preciado tesoro en los calcetines que colgaban en la chimenea.

Tradición religiosa y leyenda se conjugan, pues, en la celebración de la Navidad, un festejo mundial que resulta un buen y sano pretexto para el reencuentro familiar, la reflexión, la manifestación de buenos deseos y la demostración de afectos. Por ello, queremos desearles a nuestros clientes que nos han distinguido con su confianza, así como a los visitantes de nuestra página: ¡Feliz Navidad! y un Año Nuevo lleno de salud, paz y prosperidad.

1 vista

Amantoli. Detalles inolvidables

AGENDA TU CITA 

El Reformador 1076,

Col. Prensa Nacional, 

Tlalnepantla Edo. de Méx.

  • Facebook
  • Pinterest
  • Instagram